BIOMAGNETISMO

Es una nueva disciplina Terapéutica de 1988 creada por el  Doctor Isaac Góiz Durán que busca el equilibrio bioenergético, cuya alteración tiene repercusiones funcionales producidas por microorganismos, tanto Virus, Bacterias, Hongos como Parásitos.

A través de los imanes se rastrea el cuerpo como si fuera un escáner y se detectan los puntos que originan el mal funcionamiento de un Órgano y la presencia de microorganismos en  el mismo. Esta técnica neutraliza y elimina estos patógenos , devolviendo al organismo su estado de equilibrio. Es un método totalmente inocuo y se pueden tratar todo tipo de enfermedades y disfunciones, incluso a nivel emocional. Estudia y detecta el ph del organismo. Su objetivo es equilibrar bioenergéticamente el organismo. Cuando las ondas magnéticas entran en la piel se organizan y el flujo sanguíneo se restablece. La impactación de los puntos con  los imanes, elimina la  distorsión y restablece el equilibrio del organismo. Existen más de 1200 pares biomagnéticos para todas las patologías. “Para sanar tiene que haber un cambio de actitud”.

Isaac Góiz afirma que toda patología se inicia en dos puntos relacionados entre sí que poseen las mismas características bioenergéticas, aunque estén situados en distintos lugares del cuerpo. Basta colocar dos simples imanes de más de 1000 gaus en los polos de cualquier par biomagnético, para que los Virus y Bacterias que dan lugar a las distintas enfermedades pierdan su capacidad patógena.